Novedades

14 de febrero: Día Mundial de las Cardiopatías Congénitas

Fecha de publicación: 14/02/2021
Institucional

Junto a la Dra. Damonte, Especialista en Cardiología Pediátrica, te contamos en esta nota en qué consiste esta patología y que se puede hacer para  detectarla a tiempo.

Cada 14 de febrero, se celebra el Día Mundial  de la Cardiopatías Congénitas, un día importante para informar y concientizar sobre la importancia de los controles durante el embarazo.

Las Cardiopatías Congénitas  son un grupo heterogéneo de malformaciones cardíacas que se producen en el corazón durante su desarrollo en la etapa embrionaria o fetal.  Tienen pronósticos diversos, pueden ser simples o complejas y evolucionar con el paso del tiempo. Esta patología afecta a 1 de cada 100 recién nacidos y es la primera causa de muerte en menores de 1 año, mientras que las malformaciones congénitas representan el 50% de la mortalidad infantil. Sin embargo, se considera una mortalidad reductible ya que el 95% de los casos puede solucionarse con diagnóstico y tratamiento.  

El 90% de las Cardiopatías Congénitas se dan en embarazas sin factores de riesgo previos, por esta razón es sumamente importante llevar al día los controles durante el embarazo.

  • Hasta la semana 32: una vez al mes.
  • De la semana 32 a la 36: cada 15 días.
  • De la semana 36 a la 40: una vez a la semana.

El control durante las 20 semanas es fundamental, si el obstetra detecta alguna anomalía debe derivar a la embarazada  a un especialista para realizar un ecocardiograma fetal.  Este estudio ha mejorado la tasa de detección de Cardiopatías Congénitas respecto al screening de rutina y ha demostrado reducir mortalidad y morbilidad entre la semana 18-22 y la semana 28-30, permitiendo planificar el nacimiento en el lugar adecuado y en condiciones óptimas, e incluso en algunos casos se puede  llevar a cabo intervenciones en la vida fetal  mejorando el pronóstico de neurodesarrollo.

De 700.000 nacimientos vivos anuales, 5600 nacen con Cardiopatias Congénitas, 1400 son graves y requieren intervenciones y/o  cirugías antes del año de vida. 

Realizarse los controles durante el embarazo y los estudios correspondientes, detectan a tiempo las Cardiopatías Congéticas, permitiendo un mejor pronóstico, mejores resultados en la intervención correctora y menos probabilidades de alteraciones cognitivas y de oxigenación cerebral.