Novedades

29 de octubre: Día Mundial del ACV

Fecha de publicación: 29/10/2020
Institucional

Esta fecha resulta oportuna para promover la toma de conciencia acerca de esta enfermedad y así disminuir su impacto. A continuación, la Dra. Pamela Dorrego, integrante del Servicio de Neurología, nos explica algunas cuestiones necesarias para cuidarnos.

El Accidente Cerebrovascular ocurre cuando se interrumpe el flujo de sangre a alguna región del cerebro. Esto genera que las células al no poder recibir el oxígeno y nutrientes que necesitan, comiencen a morirse en minutos, lo cual le genera un gran daño cerebral, que puede llevar a discapacidad permanente e incluso la muerte.

Existen dos tipos, el isquémico, producido cuando una arteria del cerebro se obstruye por la presencia de un coágulo, o hemorrágico, cuando una arteria se rompe generando la formación de un hematoma en el tejido cerebral.

Representa la segunda causa de muerte y la primera causa de discapacidad en adultos, y en la República Argentina afecta a 1 persona cada 4 minutos, con consecuencias que van desde discapacidades hasta la muerte del paciente.

Sanatorio del Salvador cuenta con una unidad de stroke, conformada por distintos Servicios (Neurología y Neurocirugía, Guardia Central, Terapia Intensiva, Hemodinamia, Cirugía Vascular, Diagnóstico por Imágenes y Enfermería),

¿Qué síntomas nos tienen que hacer pensar que estamos sufriendo un Accidente Cerebrovascular?

  • Sensación de entumecimiento o debilidad repentina de la cara, brazo o la pierna (especialmente cuando se produce de un solo lado del cuerpo).
  • Confusión repentina.
  • Dificultad para hablar o para entender lo que le dice otra persona
  • Dificultad repentina para ver con uno o ambos ojos, caminar o mantener el equilibrio.
  • Dolor de cabeza severo y repentino.

Es fundamental el reconocimiento precoz de cualquiera de estos síntomas, tanto por parte del paciente como de la familia, para poder solicitar asistencia rápida y de esa forma aumentar las posibilidades de un tratamiento exitoso. 

¿Cómo podemos prevenirlo?

  • Realizar controles médicos de manera periódica, para valorar la presencia de hipertensión arterial, diabetes, colesterol elevado o arritmias cardiacas.
  • En caso de fumar, dejarlo.
  • Si consume bebidas alcohólicas debe hacerse con moderación.
  • Que la actividad física, forme parte de la rutina diaria.

La mayoría de los ACV pueden prevenirse si tomamos conciencia de la importancia de prestarle atención a estos aspectos. Y, en caso de que ocurra, debemos saber que existen tratamientos efectivos que minimizan el daño producido, pero para ello debemos consultar rápido, ya que a medida que pasan las horas, la eficacia disminuye.

¿Cómo se trata?

El tratamiento de primera opción para el ACV isquémico, es un medicamento que se administra de manera endovenosa, llamado trombolítico. Este medicamento es llevado por la sangre hasta el cerebro con el objetivo de “disolver” el coágulo. Para que funcione correctamente y sea seguro, el medicamento debería administrarse dentro de las 4.5 horas desde el inicio de los síntomas del ACV.

Otra opción terapéutica es la trombectomia mecánica. Esta puede realizarse en pacientes que no pueden recibir tratamiento trombolitico (por contraindicación o por consultar tarde) o de manera complementaria a este. El mismo consiste en introducir un catéter por una arteria, dirigirlo hacia la región del cerebro donde se encuentra el coagulo y retirarlo. Este procedimiento presenta mayor eficacia si se realiza antes de las 6hs desde el inicio de los síntomas; después de este tiempo solo se realiza en casos muy seleccionados que cumplan determinados criterios.

El manejo de esta patología requiere de un trabajo rápido y coordinado de los distintos sectores. También es fundamental, la formación y capacitación de los médicos de los Servicios de Emergencias, que muchas veces son el primer contacto al que el paciente o la familia solicitan asistencia.

Te invitamos a continuar profundizando sobre esta patología a través del siguiente link: Día Mundial del ACV.

El equipo de profesionales de los Servicios de Neurocirugía y Neurología de Sanatorio del Salvador, recomiendan la asistencia inmediata de la persona para abordar con rapidez sus efectos. El staff de médicos proporciona una serie de tratamientos de calidad, quirúrgicos y no quirúrgicos, que brindan al paciente una recuperación adecuada.

Queremos cuidarte, siempre.