Novedades

Evitar peligros en el agua

Fecha de publicación: 21/01/2016
Prevención

En el mar, el río o la pileta debemos tener en cuenta estas precauciones.

Los accidentes en el agua son muy comunes en épocas de veranos y pueden tener graves consecuencias, incluyendo la posibilidad de que corra riesgo la vida de una persona. Para evitar cualquier contrariedad y pasar unas vacaciones inolvidables, anotá estos consejos.

  • Bañate en sectores habilitados.

Al momento de entrar al mar, al río o la laguna, procurá que la zona esté habilitada para el baño, y nunca entres en aguas que están prohibidas o peligrosas, ya que puede correr riesgo tu salud e integridad física. Si es posible, báñate en zonas vigiladas, para que puedas solicitar ayuda en caso que lo necesites.

  • Evitá meterte al agua después de comer.

Apenas terminamos de comer, nuestro cuerpo está ocupado realizando la digestión, por lo cual, podemos correr el riesgo de acalambrarnos. Lo ideal, es esperar dos horas antes de meternos al agua.

  • Ante algún malestar, salí inmediatamente del agua.

Si estando en el agua notas mareos, nauseas, ardor, escalofríos, dolor de cabeza repentino o calabres, seguir bañándote puede ser peligroso. Salí rápidamente y comentale a alguien lo que sentís para que esté atento a cualquier signo.

  • Evitá clavados de cabeza o tirarte desde alto en lugares con fondo desconocido.

No todos los fondos de ríos, lagos y mares son iguales. En ocasiones puede haber piedras, o tener diferentes profundidades en la misma zona. Lanzarse al agua sin conocer puede traer heridas, torceduras o huesos rotos.

  • Los niños deben ser vigilados en todo momento.

Nunca dejes solo a un niño en el agua, sobre todo si es muy pequeño. Aún cuando tienen salvavidas, sus movimientos pueden hacer que se de vuelta y no pueda volver a enderezarse por sus propios medios, peligrando su vida.

  • No te arriesgues intentando salvar a alguien en problemas en el agua.

Las personas que se están ahogando suelen moverse demasiado, y si no sos un excelente nadador, corres el riesgo de que te hundan o arrastren con ellos. Lo más recomendable es arrojarles salvavidas o algo que flote y pedir ayuda.