Novedades

Prevenidos en verano: el botiquín de vacaciones

Fecha de publicación: 19/01/2016
Prevención

¿Sabías que el botiquín de vacaciones no es igual al que usamos siempre en casa? Lee esta nota para preparar todo lo que tenés que llevar.

El botiquín de primeros auxilios es un elemento de fundamental importancia en los hogares, escuelas, oficinas, vehículos, entre otros. Tenerlo preparado y al alcance facilita las primeras atenciones ante casos de lesiones o accidentes, e incluso marcar la diferencia a la hora de salvar una vida. 

Lo primero a tener en cuenta es que el botiquín debe estar en un lugar de fácil acceso y al conocimiento de todos los miembros del grupo familiar. Cada elemento que compone este botiquín debe ser revisado periódicamente para constatar su estado (por ejemplo vencimiento de medicamentos de primera necesidad). Es recomendable anexar al mismo el teléfono del servicio de emergencias al que se está afiliado. 

En el periodo vacacional es fundamental contar con un botiquín ya que al pasar mayor tiempo al aire libre o realizando actividades que normalmente no se acostumbran, pueden ocurrir accidentes poco comunes como quemaduras, heridas, picaduras de insectos, etc. 
A continuación detallamos algunos elementos que no deben faltar estas vacaciones en el botiquín familiar:

Repelente de Mosquitos: Si bien no es de emergencia recomendamos la inclusión en el botiquín para prevenir el contagio de fiebre amarilla, dengue, chikungunya, entre otras afecciones. 

Bloqueador solar: Si se va a pasar gran parte del día expuesto al sol, es importante proteger la piel de los rayos UV, sobre todo en el horario que va desde las 10 a 16 hs. Los protectores recomendados son los de factor 30 o más, y en el caso de los niños, o personas que tengan antecedentes de problemas dermatológicos, se recomiendan los superiores al factor 50.

Gel post solar: Se utiliza para hidratar la piel luego de la agresión solar. Al tener mentol da sensación  fresca sobre la piel.

Crema con Lidocaína, Vitamina A y  Sulfadiazina de Plata: la misma se usa en caso de quemaduras de primer  y segundo grado, la misma tiene poder antibacteriano y cicatrizante. El nombre comercial más usado es Platsul A.

Medicamentos para el mareo: Si viaja en auto o colectivo por largas horas, se puede padecer síntomas de mareo, especialmente los más pequeños. La mayoría de los fármacos tienen como compuesto la  betahisina  o el Dimenhidrinato  los cuales son  anti eméticos y anti cinetósicos.

 Remedios para el aparato digestivo: Al vacacionar es frecuente que la alimentación sea diferente a la usual, ya que se suelen permitir alimentos que no se consumen a diario en casa. Ello sumado al caso del agua en aquellas personas que viajan a otro país; el agua puede contener otros componentes que causen malestar estomacal.  Es recomendable llevar metoclopramida en gotas,  crema de bismuto (antidiarreico), Ranitidina (anti ulceroso).

Medicamentos para las picaduras de insectos (abejas, arañas, etc.): Hay que recordar que no hay medicamentos específicos, solo para tratamiento sintomático en caso que le provoque reacción alérgica. Para ello se usa difenhidramina (benadryl). Recordá que en caso de picaduras de arañas, alacrán, u otros animales ponzoñosos debe ser valorado por un médico. Solo debe colocar hielo en la herida hasta la valoración.

Antipiréticos: Se recomienda paracetamol en caso de fiebre, evitar aspirina en estos casos.
Además de los mencionados para tener en cuenta durante nuestras vacaciones, no pueden faltar los siguientes elementos básicos:

  • Vendas
  • Curitas
  • Agua Oxigenada de volumen 10
  • Alcohol
  • Iodo Povidona
  • Algodón
  • Gasas
  • Tijera
  • Cinta 
  • Guantes de látex
  • Termómetro

Recordá que si tenés una enfermedad crónica como  hipertensión, diabetes, cardiopatías isquémica, ella no se toma vacaciones… por eso llevá la cantidad de medicamentos necesarios para tu estadía.

*Por Dr. Gastón Ávila López, Clínica Médica del Sanatorio del Salvador