Novedades

El sol y la piel

Fecha de publicación: 06/02/2019
Pacientes

Información brindada por el Servicio de Dermatología de nuestro Sanatorio.

BENEFICIOS

El sol es esencial para la vida y levanta nuestro espíritu.

Se requiere para la síntesis de la vitamina D.

Puede ser beneficioso para ciertas enfermedades de la piel (psoriasis, DA).

 

PELIGROS

Responsable de las quemaduras solares, otras quemaduras, cáncer, envejecimiento prematuro de la piel o alergias.

Generador de radicales libres factor de envejecimiento prematuro.

Cáncer de piel en continua evolución.

 

LA IMPORTANCIA DE LOS FOTOPROTECTORES

Los fotoprotectores tópicos son sustancias químicas de aplicación tópica que tienen la propiedad de disminuir la acción perjudicial de los rayos solares en la piel.

Hay 2 tipos de fotoprotectores: químicos y físicos, en general combinados en el mismo producto.

Físicos: actúan reflejando y dispersando la radiación. Los más utilizados son el dióxido de titanio y el oxido de zinc.

Químicos: absorben la energía de la radiación UV transformándola en otro tipo de energía no perjudicial. Algunos absorben fundamentalmente radiaciones UVA, mientras que otros absorben principalmente radiaciones UVB

La combinación de ambos tipos de sustancias en un mismo fotoprotector aumenta el poder de protección.

 

AMBITOS SANOS FRENTE AL SOL

1. Elija y busque la sombra: debajo de un árbol, techo, sombrilla o carpa.

2. Use ropa y accesorios adecuados para protegerse: gorro o sombrero de ala ancha, ropa de trama apretada (con mangas), anteojos de sol con filtros para radiación ultravioleta.

3. Aplique abundante cantidad de protector solar, de amplio espectro el FPS mínimo recomendado es 30. Cubra toda la piel expuesta. La aplicación debe ser previa a la exposición (al menos 30 minutos) y debe repetirse cada dos horas.

4. No exponer al sol, sea en forma directa o indirecta, a los niños menores de 1 año. Ante exposiciones ocasionales a partir de los 6 meses de vida, se pueden emplear protectores solares.

5. Evite la exposición directa al sol desde las 10 de la mañana a las 4 de la tarde (16hs.), cuando  los rayos ultravioletas son más intensos.

6. Recuerde que las nubes dejan pasar el sol. La arena, el agua y la nieve reflejan los rayos y aumentan su acción.

7. Sepa que existen medicamentos que pueden ocasionar reacciones en la piel ante la exposición solar. En ese caso hay que consultar con un médico dermatólogo.

 

EL SOL Y LAS EMBARAZADAS

La piel de las embarazadas sufre algunos cambios que se relacionan con las variaciones hormonales propias de la gestación. La hiperpigmentación (oscurecimiento de la piel) generalizada o localizada es uno de los cambios que se observan con mayor frecuencia, en aproximadamente el 90% de las embarazadas, sobre todo en las mujeres de piel más oscura.

Hiperpigmentación localizada

Estos cambios estarían relacionados con las modificaciones hormonales y todos empeoran con la exposición solar. Debido a que durante la gestación no es aconsejable la utilización de cremas blanqueadoras y tratamientos despigmentantes, es muy importante extremar las medidas de fotoprotección tanto con relación a la exposición a la luz solar como a las distintas fuentes artificiales como lámparas o camas solares.

 

EL SOL Y LOS NIÑOS

En los niños el sistema natural de protección no está? desarrollado y en ellos el daño es máximo y acumulativo, de manera que una adecuada protección desde la infancia disminuirá el riesgo de desarrollar cáncer de piel en la edad adulta.

Algunos estudios indican que a los 18 años, una persona ya se expuso al 80% del total de las radiaciones solares que recibirá en toda su vida.