Novedades

Consejos útiles para la preparación de alimentos

Fecha de publicación: 18/12/2018
Prevención

Te brindamos recomendaciones para que tengas en cuenta en estas fiestas a la hora de preparar tus comidas.

En esta época de celebración, donde hay una mayor manipulación y traslado de alimentos se incrementa el riesgo de aparición de enfermedades transmitidas por ellos. Por eso, en estas fiestas no debes perder de vista que las altas temperaturas, el incorrecto traslado o la manera de conservar los alimentos puede generar la reproducción de bacterias peligrosas para la salud, causantes de las Enfermedades Transmitidas por Alimentos (ETA).

 

Es por esto que el Servicio de Nutrición y Alimentación del Sanatorio del Salvador a través de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), te da varios consejos y recomendaciones para prevenir este tipo de afecciones durante las Fiestas de Fin de Año y toda la temporada estival.

 

Precauciones para tener en cuenta:

  • No descongeles a temperatura ambiente ni con mucha anticipación los alimentos que vayas a cocinar. Realizá el descongelamiento en la heladera.
  • No vuelvas a congelar un alimento que ya fue descongelado, a menos que lo cocines antes de colocarlo nuevamente en el freezer.
  • Mantené los alimentos refrigerados hasta el momento de servirlos, especialmente aquellos a base de crema o mayonesa. Utilizá preferentemente mayonesa comercial en vez de la casera.
  • Evitá dejar los alimentos a temperatura ambiente por más de una hora y sin cubrir, sobre todo en días de temperaturas elevadas.
  • Si trasladas alimentos de un domicilio a otro, asegúrate de que estén bien refrigerados (en recipientes térmicos) y a resguardo del sol. Si realizás el traslado en vehículo, ubicá los alimentos en la zona más protegida del calor (lejos de las ventanas o del motor).
  • Si solicitás al supermercado un envío a domicilio, recordá que en estos días habrá mayor afluencia de público a los mismos, con lo cual la entrega se puede demorar. Por ese motivo, asegúrate de que los alimentos perecederos no hayan permanecido más de dos horas a temperatura ambiente.
  • Evitá las contaminaciones cruzadas. En la heladera, mantené con tapa los alimentos que se consumen fríos (como las ensaladas) y separados de los demás. Igualmente para los ya cocidos y los crudos.
  • No prepares alimentos con demasiada anticipación.