Novedades

Luchemos contra la depresión

Fecha de publicación: 07/04/2017
Pacientes

Es el tema de este año por el Día Mundial de la Salud.

El Día Mundial de la Salud, que se celebra el 7 de abril de cada año para conmemorar el aniversario de la fundación de la Organización Mundial de la Salud, ofrece una oportunidad única para movilizar la acción en torno a un tema de salud específico que preocupa a las personas de todo el mundo y es el eje de las campañas de este año: la depresión.

La depresión afecta a personas de todas las edades y condiciones sociales y de todos los países. Provoca angustia mental y afecta la capacidad de las personas para llevar a cabo incluso las tareas cotidianas más simples, lo que tiene en ocasiones efectos nefastos sobre las relaciones con la familia y los amigos y sobre la capacidad de ganarse la vida. En el peor de los casos, la depresión puede provocar el suicidio, que actualmente es la segunda causa de muerte entre las personas de 15 a 29 años de edad.

No obstante, la depresión se puede prevenir y tratar. Una mejor comprensión de qué es la depresión y de cómo puede prevenirse y tratarse contribuirá a reducir la estigmatización asociada a la enfermedad y conllevará un aumento del número de personas que piden ayuda.

¿Tengo depresión?

Si nos sentimos desganados, con poca energía, tristes, confundidos, y no encontramos un motivo aparente, es posible que estemos padeciendo depresión. En tal caso, es importante saber qué podemos hacer para ayudarnos a nosotros mismos:

  • Hablar: Transmitir lo que sentimos a alguien de confianza es un buen primer paso.
  • Pedir ayuda profesional: Esto nos brindará una mirada más objetiva y experta sobre lo que sucede y lo que podemos hacer.
  • Tener un hobbie: Realizar aquellas actividades que disfrutamos son un gran aliciente para mejorar. Esto nos distenderá y ayudará a nuestro estado anímico general.
  • Evitar aislarse: Procure mantenerse en contacto con sus amigos y familiares, y evite momentos de soledad prolongada.
  • Hacer ejercicio: Es importante realizar alguna actividad regularmente, así se trate de ir al gimnasio, hacer un deporte o al menos dar un pequeño paseo.
  • Mantener hábitos regulares: Comer y dormir en horarios determinados favorece a mantener el control y orden en nuestro día a día.
  •  Aceptar: El primer gran paso es admitir que podemos estar atravesando por una fase depresiva. Esto nos brindará una visión más realista sobre qué hacer.

RECUERDE! La depresión se puede tratar. Si cree que tiene depresión, pida ayuda.

*Fuente: Organización Mundial de la Salud