Novedades

¡A mover el cuerpo!

Fecha de publicación: 06/04/2017
Prevención

6 de abril: Día Internacional de la Actividad Física

El día de la actividad física se celebra cada 6 de abril desde 2002, fecha institucionalizada por la Organización Mundial de la Salud, con el objetivo de difundir los beneficios que su práctica otorga. 

Realizar una actividad física es poner el cuerpo en movimiento. Es cualquier ejercicio que genere consumo de energía. 
Está demostrado que realizarlo con regularidad otorga innumerables ventajas, entre ellas:

  • Mejora la flexibilidad y movilidad de las articulaciones
  • Regula las cifras de tensión arterial
  • Incrementa y mantiene la densidad ósea
  • Ayuda a controlar el peso corporal
  • Mejora la resistencia a la insulina
  • Aumenta el tono y la fuerza muscular
  • Reduce la sensación de fatiga, relaja la tensión y el estrés. Ayuda a la relajación
  • Aumenta la autoestima, mejora la autoimagen y reduce el aislamiento social.

Como dijimos anteriormente, ejercitarse es crucial para vivir con salud, pero con frecuencia desconocemos cuánto ejercicio realizar, qué tipo de actividades hacer y por cuánto tiempo realizarlas.

Por tal motivo, es que la OMS ha elaborado nuevas recomendaciones de actividad física para todas las edades, destinadas a la población mundial.
La finalidad es enfrentar el sedentarismo y evitar las enfermedades crónicas no transmisibles (ENT), donde la inactividad física constituye el cuarto factor de riesgo más importante de mortalidad, solo superada por la hipertensión, el consumo de tabaco y la diabetes.


A continuación se detallan:

Programa para personas de 5 a 17 años

Para los niños y jóvenes se recomiendan actividades recreativas, juegos, deportes, educación física o ejercicios programados que pueden realizarse en la escuela, en actividades comunitarias o en el contexto de la familia. Se recomienda:

  • 60 minutos diarios de actividad física de intensidad moderada a vigorosa.
  • Si se realizan más de 60 minutos al día, los beneficios serán aún mayores.
  • La actividad diaria debería ser en su mayoría aeróbica

 

Personas de entre 18 y 64 años

Se aconseja en este grupo poblacional actividades recreativas o de ocio, desplazamientos caminando o en bicicleta, actividades ocupacionales, tareas del hogar, juegos, deportes o ejercicios programados. Se recomienda:

  • Mínimo 150 minutos semanales de actividad física de intensidad moderada o bien, 75 minutos de actividad física aeróbica de intensidad vigorosa por semana.
  • La actividad aeróbica se practicará en sesiones de 10 minutos de duración como mínimo.
  • Para mayores beneficios, es recomendable incrementar hasta 300 minutos la práctica de actividad física moderada aeróbica por semana o bien, hasta 150 minutos semanales de actividad intensa.
  • Dos o más veces a la semana deben realizarse actividades de fortalecimiento de grandes grupos musculares.

Personas de 65 años en adelante

Pueden realizar actividades recreativas, desplazamientos en bicicleta o andando, tareas en el trabajo y domésticas, juegos, deportes o ejercicios programados. Se recomienda:

  • Realizar un mínimo de 150 minutos de actividad física moderada aeróbica durante la semana o 75 minutos de actividad vigorosa.
  • La actividad se practicará en sesiones de 10 minutos como mínimo.
  • Para mayores beneficios se deberá practicar 300 minutos semanales de actividad moderada o 150 minutos de actividad aeróbica vigorosa
  • Para los adultos mayores con movilidad reducida deben destinarse actividades para mejorar el equilibrio 3 o más días a la semana.
  • 2 o más días a la semana deben realizarse actividades de fortalecimiento de grandes grupos musculares.
  • Si por su estado de salud no puede realizar la actividad física recomendada, se deberá mantener físicamente activo en la medida que lo permita su estado.


*Lic. Mariana Carabelli
Coord. Servicio de Kinesiología y Fisioterapia
Sanatorio del Salvador