Novedades

Día Internacional de las personas de edad

Fecha de publicación: 01/10/2016
Pacientes

El Dr. Guillermo Py, Jefe del Servicio de Reumatología del Sanatorio del Salvador, nos brinda sus consejos para una buena ancianidad.

El 14 de diciembre de 1990, la Asamblea General de las Naciones Unidas designa el 1° de octubre Día Internacional de las Personas de Edad. El constante aumento de la longevidad humana en todo el mundo es una de las mayores transformaciones sociales, económicas y políticas de nuestra época, y representa uno de los más importantes logros de la salud pública. 

Toda la población en general e individualmente, debemos plantearnos un nuevo paradigma que armonice el envejecimiento de la población con el crecimiento económico y social, protegiendo los derechos humanos de las personas de edad, desarrollando medios de transportes acordes, garantizando los servicios sociales y una adecuada atención de salud, construyendo una sociedad para todas las edades.
 
Muchas personas asocian a la vejez o la ancianidad con la aparición del llamado Reuma, que en realidad es un término inadecuado e inespecífico ya que existen más de 200 enfermedades reumáticas y no todas aparecen en esta etapa de la vida. El dolor es una de las formas que el organismo posee para expresar un desequilibrio, una desarmonía, una pérdida del orden vital. Cuando una parte del organismo duele es porque hay algún trastorno.   Si bien el organismo del anciano tiene más tiempo de "uso", esa no es la causa.

El dolor del aparato musculoesqueletico en el anciano puede ser causa de depresión, dificultad en las relaciones interpersonales y familiares, trastornos del sueño, limitación del movimiento y dificultad para caminar, obligando a la persona a la dependencia de terceros. Todavía muchos creen que ser anciano implica tener dolores, sin embargo esto no necesariamente es cierto. En gran medida, los síntomas pueden aliviarse sin comprometer las funciones cognitivas de la persona.

Existen muchos tipos de dolor musculesqueletico: el dolor inflamatorio, el dolor mecánico, el dolor neurópatico, etc. con características diferentes, causas diferentes y tratamientos diferentes. Por todo esto la primera recomendación es consultar al médico reumatólogo, quien buscará explicar la causa de los síntomas e indicará el tratamiento adecuado al diagnóstico.
Siempre evitar la automedicación, que en muchos casos ponen al paciente en riesgo de daños colaterales.

Principales enfermedades en la edad adulta y cómo tratarlas

Una las causas más comunes de dolor y limitación de las articulaciones es la artrosis, que puede ser en una o varias articulación, incluyendo las de la columna. Afecta a un gran porcentaje de la población adulta. En la artrosis el cartílago que recubre el extremo de los que forman las articulaciones, se desgasta (degenera) en forma progresiva, y el tejido óseo que está debajo sufre y reacciona formando “más hueso (“sobrecrecimiento de defensa”, o vulgarmente “picos de loro”) o quistes (pequeños orificios).  

Otra de las enfermedades relacionadas a la ancianidad es la osteoporosis (Osteo: hueso- porosis: poroso) donde el hueso, por diversos factores se vuelve tan poroso que se debilita y puede fracturarse con un mínimo trauma o espontáneamente. Es más común en las mujeres que en los hombres y se caracteriza por ser una enfermedad silenciosa. No duele, excepto cuando se fractura, y muchos pacientes no saben que lo tienen.

La alimentación sana, rica en lácteos por el aporte de calcio, la exposición directa al sol de 10 a 15 minutos 3 veces a la semana, sin protectores solar y en horarios adecuados, es suficiente para generar vitamina D necesaria para mejorar la absorción de calcio nivel intestinal. Este mineral es la materia prima para le regeneración de nuestros huesos.

Una actividad física adecuada a la edad y a las limitaciones así como evitar el sobrepeso, son las recomendaciones para proteger las articulaciones ya afectadas por la artrosis o incluso para prevenir la aparición en algunos casos. 

Las enfermedades reumáticas no esperan. Hay que elegir avanzar (moverse) hoy para no perder movilidad mañana, es clave promover la importancia de la consulta al reumatólogo y la detección temprana para lograr una mejor calidad de vida.

*Por Dr. Guillermo Py, Jefe del Servicio de Reumatología del Sanatorio del Salvador.