Novedades

6 preguntas sobre salud infantil

Fecha de publicación: 17/09/2015
Prevención

Compartimos la nota que la Dra. Mirta Ferreyra, del Servicio de Neonatología del Sanatorio brindó en la Voz del Interior.


–¿A un bebé le hace mal estar en ambientes ruidosos (como una fiesta)?

–Los recién nacidos necesitan dormir entre 14 y 20 horas al día para un crecimiento saludable. Su sistema nervioso es inmaduro y tienen poca tolerancia al ruido.

El estrés por los estímulos acústicos provoca aumento de la frecuencia cardíaca y vasoconstricción. Por lo tanto, es recomendable en esta etapa de desarrollo del bebé favorecer el sueño tranquilo, ya que mejora su calidad de vida y su crecimiento. Algunos estudios han mostrado que niños que han crecido en ambientes ruidosos tienen menos peso y más irritabilidad que los niños que lo han hecho en ambientes poco ruidosos.

–¿Los cambios de temperatura pueden afectar al bebé? ¿Qué recomienda para evitarlo?

–Si uno cumple con el abrigo correcto no hace mal el cambio de temperatura. El abrigo del bebé debe ser considerado según la temperatura del ambiente en donde se encuentre. Se dice habitualmente que requieren más o menos una ropa más que los adultos. Se lo debe abrigar si la temperatura desciende y se debe sacar ropa si hace más calor. Sobreabrigarlo no se recomienda porque corre riesgo de deshidratación e hipertermia.

–Si la mamá tiene una enfermedad respiratoria, ¿tiene que suspender la lactancia?

–Las infecciones respiratorias se contagian por las secreciones de boca o nariz, que se transmiten al niño a través de las manos o estornudos. No se debe suspender la lactancia. La mamá debe colocarse alcohol en gel en las manos o lavarse bien con jabón, usar barbijo y, con ello, puede seguir amamantando. La leche materna tiene mecanismos de defensa contra las infecciones respiratorias, lo que favorece que el niño no se contagie.

–¿Chupete sí o chupete no?

–El uso del chupete ha sufrido muchas controversias en los últimos años. A veces, su utilización interfiere con la lactancia materna, sobre todo en los primeros días de vida, cuando el bebé debe prenderse al pecho en forma seguida, unas 12 veces al día aproximadamente. En esos días, el consuelo del chupete no permite saber si el bebé debe ser prendido al pecho o no, lo que dificulta el estímulo adecuado de la glándula mamaria. Por otra parte, según los últimos reportes parecería que el chupete podría disminuir el riesgo de muerte súbita, por lo que sería recomendable que el bebé duerma con él. Además, suele ser un gran consuelo para las situaciones de dolor o irritabilidad de los bebés. El consejo actual es que el chupete sea usado después de que la lactancia ya esté establecida (entre los 15 y 20 días de vida), sobre todo para dormir o en situaciones de estrés. También se aconseja enseñar a las mamás que hay otras maniobras para calmar al bebé: el contacto piel con piel, cantos o palabras suaves o mecerlo.

–¿Hay que acostumbrar al bebé a que duerma de noche o sucede naturalmente? ¿Cómo se hace?

–En los primeros meses de vida, los bebés se encuentran en una etapa de gran crecimiento. Nunca van a crecer tanto en proporción a su tamaño como en ese primer año de vida. Por ello, las necesidades de alimentación son muchas y los bebés deben comer a la noche si ellos lo desean. La alimentación debe ser a demanda, es decir, el bebé debe comer cuanto quiera y lo que quiera. De esa forma, lo satisfacemos según su necesidad. Con el correr de los meses, ellos prolongan sus periodos de sueño espontáneamente.

–¿Es recomendable tener conocimiento de técnicas de resucitación cardiopulmonar?

–La mayoría de las situaciones graves de paro respiratorio o cardíaco se produce en el domicilio y se desaprovechan momentos muy valiosos en la espera.