Novedades

Sumamos nuestro granito de arena, para que 800 niños con discapacidad tuvieran su festejo del día del niño.

Fecha de publicación: 13/08/2015
Varios

Por tercer año consecutivo, el Sanatorio colaboró con el gran evento para chicos especiales "Muchos milagritos hacen un milagro"

El jueves 13 de agosto, se llevó a cabo el Festejo del Día del Niño denominado"Muchos milagritos hacen un milagro".

Este evento se viene desarrollando desde hace 7 años de manera consecutiva, y desde el Sanatorio del Salvador apoyamos esta actividad desde hace ya tres años.

El salón Alto Botánico ofició de sede del festejo, donde se hicieron presentes alrededor de 800 ñinos especiales. Llegaron en colectivos desde sus escuelas, algunas del interior. Distintas empresas, como el Sanatorio, participaron solidariamente para hacer posible este encuentro infantil, que contó con shows de payasos, acrobacia en tela, música en vivo, juegos y ricos platos.

¿Cómo nació esta iniciativa?

Surge en el seno de una familia que tiene una hija con capacidades diferentes (de 15 años). Su mamá nos dice "MUCHOS MILAGRITOS HACEN UN MILAGRO es la forma que encontramos con mi familia (Milagros, Delfina, Guillermo, y todos lo que año a año se suman) de agradecer la vida de Milagros y a toda las personas que nos brindan calidez y contención, generando un espacio feliz para ella".

La mamá de Milagros cada año nos invita a colaborar con este espacio, al que nos sumamos sin dudarlo.  Ella nos deja esta refelxión:

"¿Somos nosotros capaces de mantener una sonrisa? ¿Somos capaces de nunca perder la ilusión? ¿Somos capaces de dar amor sin pedir nada a cambio? ¿Somos capaces de creer que la maldad, el egoísmo y la envidia no existen?
Pues no lo somos.... nosotros no somos los CAPACES.
En cambio, quienes nosotros titulamos CON CAPACIDADES DIFERENTES son quienes realmente son CAPACES de ver el mismo mundo, con la mejor sonrisa, con la esperanza más fuerte día tras día, un mundo sin miedos, sin barreras, porque así lo sienten, como un mundo lleno de Milagros.  Y para poder entrar en ese mundo, necesitábamos un puente,  puente que MUCHOS MILAGRITOS HACEN UN MILAGRO se comprometió a construir año tras año"
.
                                                                                         Verónica Yorio, mamá de Milagros.