Novedades

¡No olvidemos consumir hierro! #PorUnaAlimentacionSaludable

Fecha de publicación: 05/06/2015
Alimentación

El hierro es un gran aliado para el proceso de oxigenación y fortalecimiento de las defensas.

El hierro a pesar de encontrarse en pequeñas cantidades en  el cuerpo humano, cumple un papel vital en el crecimiento y supervivencia de los seres vivos.  Es uno de los componentes fundamentales para la formación de la hemoglobina, componente de la sangre encargado de transportar oxígeno y dióxido de carbono a todo el cuerpo. Además de colaborar en este proceso de oxigenación, el hierro facilita el metabolismo de las células.

Cada día el cuerpo pierde aproximadamente 1 mg. de hierro, ya sea por descamación de la piel o de la pared intestinal. Al mismo tiempo la ingesta diaria asciende aproximadamente a 10 mg., del cual sólo el 10% es absorbido. Por ello la baja ingesta de alimentos ricos en hierro puede dar lugar a deficiencias nutricionales como la anemia.

Cuando estamos anémicos la falta de hierro causa que se debiliten nuestras defensas, haciéndonos más propicios a contraer enfermedades, a la vez puede tener efectos en el crecimiento y producir un bajo rendimiento escolar en los niños. Para evitarlo es necesario consumir las dosis diarias necesarias de este mineral. Entre los alimentos que contienen hierro podemos encontrar las carnes rojas, los mariscos de conchas, el hígado, la morcilla, las verduras de hojas verdes, los frutos secos y las legumbres.

Además es importante tener en cuenta que hay determinados alimentos cuyos componentes facilitan o inhiben la absorción de hierro en nuestro organismo. Dentro de este grupo se encuentran los cítricos, el tomate y la proteína de la carne.

Fuente: Servicio de Nutrición y Alimentación del Sanatorio del Salvador y Manual Temático de Supersaludable.