Novedades

Cuidados en el agua

Fecha de publicación: 08/01/2015
Prevención

¿Tu hijo empezó la escuela de verano? ¿Va frecuentemente a la pileta con amigos? Qué hay que tener en cuenta.

No es de sorprender que con la llegada del calor las piletas públicas, escuelas de verano, balnearios y playas se colmen de personas. Esta gran concurrencia puede ser foco de gestación de enfermedades, así como también motivo de accidentes. Para prevenir que nuestros hijos atraviesen algún contratiempo debemos primero conocer cuáles son los riesgos a los que nos enfrentamos.

Cuidado con los pies descalzos. El calor, la humedad y sobre todo el hábito de andar descalzo en lugares muy concurridos como las piletas públicas o los baños, generan el ámbito más propicio del año para contraer Trycophitus rubrum y otros hongos microscópicos que generan el conocido "pie de atleta". El mismo está caracterizado primero por un enrojecimiento con bordes y luego por la aparición de surcos en la piel. Por este motivo es muy importante concurrir a los lugares donde se encuentre la revisación médica previa.

Los tratamientos locales para este tipo de problemas duran entre tres y cuatro semanas. Hay gran variedad de tópicos como geles ,sprays y cremas, sin embargo el vehículo de estas últimas son las que mejores resultados clínicos presentan.

Estos hongos en realidad pueden afectar a cualquier parte de la piel. En la zona de la ingle es frecuente, en las manos y las axilas, bastante menos. Pero donde sí conviene evitar la infección especialmente es en las uñas, ya que las onicomicosis pueden ser muy dolorosas y sólo ceden ante un tratamiento sistémico (por vía oral) prolongado, de unos seis meses.

Por Dr. Gastón Ávila López, Jefe de Guardia Central de Sanatorio del Salvador